Los Lazarillos de Tormes

Estos días estamos descubriendo en clase el Lazarillo de Tormes, primera y sensacional novela picaresca del siglo XVI, que cuenta cómo el niño Lázaro crece en una sociedad que no le permite llegar a ser nada más que un pícaro, un hombre sin honra, que se las ingenia como puede para sobrevivir. Ya desde las primeras líneas, uno no puede evitar sonreír mientras el protagonista nos relata, con aguda ironía, sus desventuras; sin embargo, a menudo detrás de la ironía se esconde una profunda amargura y una verdad incómoda. Han pasado casi quinientos años y el mundo sigue plagado de Lázaros, de niños a quienes se les roba la inocencia obligándoles a trabajar, a casarse, a prostituirse… en fin, a ser adultos antes de tiempo en una sociedad que en algunos aspectos no es tan distinta de aquella.

En primer lugar, os propongo la lectura de la Declaración de los Derechos del Niño ilustrada por el genial Quino, y una refexión: ¿Cuáles de esos derechos se le están negando a Lázaro?

En segundo lugar, os invito a que naveguéis por estas páginas y elijáis un caso, una historia o un estado de cosas que os llame especialmente la atención sobre los que me atrevo a llamar los Lazarillos y las Lazarillas del siglo XXI:

Día Internacional de la Niña

Día mundial contra el Trabajo Infantil

Niños Soldados

La pobreza infantil en España

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s