Archivo de la etiqueta: siglo XVI

La lírica petrarquista en España. Garcilaso de la Vega

Vamos a conocer la poesía profana española del siglo XVI. Para ello, empezaremos por leer uno de los sonetos más célebres de Garcilaso de la Vega, poeta y soldado que adaptó la lírica petrarquista al castellano.

Antes de leer la composición, tenéis que ver este vídeo para saber qué es un soneto, cómo está estrcturado y cómo se llaman sus elementos en español:

 

Ahora ya podemos leer uno de los poemas más conocidos de Garcilaso:

SONETO XXIII

En tanto que de rosa y azucena
se muestra la color en vuestro gesto,
y que vuestro mirar ardiente, honesto,
enciende al corazón y lo refrena;

 y en tanto que el cabello, que en la vena
del oro se escogió, con vuelo presto,
por el hermoso cuello blanco, enhiesto,
el viento mueve, esparce y desordena;

coged de vuestra alegre primavera
el dulce fruto, antes que el tiempo airado
cubra de nieve la hermosa cumbre.

Marchitará la rosa el viento helado,
todo lo mudará la edad ligera,
por no hacer mudanza en su costumbre.

A partir de una lectura atenta, intentad resolver estas cuestiones:

  1. Intentad restablecer la estructura sintática de la segunda estrofa siguiendo el orden lágico oracional en español (sujeto, verbo, complementos). ¿Qué observáis? ¿Qué cambia? ¿Provocan la misma sensación idénticas palabras colocadas de manera diferente?
  2. En los cuartetos el poema realiza una descripción, un retrato, de la persona a la que va dirgido el poema. ¿Quién es y cómo es en vuestra opinión (edad, clase social, carácter, etc.)?
  3. En su retrato, el poeta usa elementos de la naturaleza para describir a la mujer. ¿Qué partes de la mujer se identifican con esos elementos? ¿Qué características asociáis a esos elementos?
  4. En el primer terceto el poeta da un consejo que corresponde a un tópico renacentista, ¿cuál? ¿A qué otro tópico relacionado con el primero se refiere, en cambio, en la segunda parte del terceto y en los últimos versos?
  5. En los tercetos, los elementos naturales se convierten en símbolos. ¿Cuáles son esos elementos y qué representan?
  6. A lo largo del análisis, han aparecido algunos recursos poéticos (figuras retóricas), entre los que destacan los siguientes: metáfora, símbolo, hipérbaton, antítesis. Buscad un ejemplo de cada una en el soneto.
  7. ¿Por qué podemos considerar este soneto como un ejemplo de literatura renacentista?

Siglo de oro (1): Humanismo y Renacimiento

Durante el Renacimiento, movimiento cultural y artístico nacido en Italia y que se difundió por toda Europa, de la mano del Humanismo, entre los siglos XV y XVI, las letras españolas empezaron a brillar con luz propia en el que sería el principio del Siglo de Oro, periodo de esplendor para el arte y la literatura de un país que, en otros ámbitos, como el económico o el político, estaba cayendo en picado hacia una crisis que terminaría con las esperanzas de toda la sociedad.

Aquí tenéis un esquema que os puede ayudar a repasar los puntos más importantes que hemos tratado en clase:

Humanismo_Renacimiento

Y para quien quiera profundizar, os aconsejo que le echéis un vistazo a esta presentación de Profevio:

Prezi_siglo_XV

Garcilaso de la Vega. Sonetos

En clase hemos analizado el soneto XXIII de Garcilaso de la Vega. Aquí os dejo el texto y las preguntas que nos ayudaron a entender el poema:

garcilaso_soneto

Para la preparar la prueba escrita, en casa tenéis que leer y analizar el soneto XIII de Garcilaso de la Vega. Debéis identificar los temas, los elementos renacentistas que aparecen en el poema, así como conocer su estructura y algunos recursos literarios típicos del lenguaje poético (figuras retóricas).

SONETO XIII

dafne

A Dafne ya los brazos le crecían,
y en luengos ramos vueltos se mostraba;
en verdes hojas vi que se tornaban
los cabellos que el oro escurecían.

De áspera corteza se cubrían
los tiernos miembros, que aún bullendo estaban:
los blancos pies en tierra se hincaban,
y en torcidas raíces se volvían.

Aquel que fue la causa de tal daño,
a fuerza de llorar, crecer hacía
este árbol que con lágrimas regaba.

¡Oh miserable estado! ¡oh mal tamaño!
¡Que con llorarla crezca cada día
la causa y la razón porque lloraba!

 

Los Lazarillos de Tormes

Estos días estamos descubriendo en clase el Lazarillo de Tormes, primera y sensacional novela picaresca del siglo XVI, que cuenta cómo el niño Lázaro crece en una sociedad que no le permite llegar a ser nada más que un pícaro, un hombre sin honra, que se las ingenia como puede para sobrevivir. Ya desde las primeras líneas, uno no puede evitar sonreír mientras el protagonista nos relata, con aguda ironía, sus desventuras; sin embargo, a menudo detrás de la ironía se esconde una profunda amargura y una verdad incómoda. Han pasado casi quinientos años y el mundo sigue plagado de Lázaros, de niños a quienes se les roba la inocencia obligándoles a trabajar, a casarse, a prostituirse… en fin, a ser adultos antes de tiempo en una sociedad que en algunos aspectos no es tan distinta de aquella.

En primer lugar, os propongo la lectura de la Declaración de los Derechos del Niño ilustrada por el genial Quino, y una refexión: ¿Cuáles de esos derechos se le están negando a Lázaro?

En segundo lugar, os invito a que naveguéis por estas páginas y elijáis un caso, una historia o un estado de cosas que os llame especialmente la atención sobre los que me atrevo a llamar los Lazarillos y las Lazarillas del siglo XXI:

Día Internacional de la Niña

Día mundial contra el Trabajo Infantil

Niños Soldados

La pobreza infantil en España